Saltar al contenido

INCAPACIDAD PERMANENTE POR ARTROSIS

Es crucial comprender cómo la artrosis puede afectar la capacidad laboral de una persona y cómo esto puede influir en la solicitud de una incapacidad permanente.

¿Qué es la artrosis?

La artrosis es una enfermedad degenerativa de las articulaciones que afecta a un gran número de personas en todo el mundo. En este artículo, exploraremos la relación entre la artrosis y la posibilidad de solicitar una incapacidad permanente en el ámbito del derecho laboral.

Conceptos básicos sobre la artrosis.

La artrosis es una enfermedad crónica que se caracteriza por el desgaste del cartílago articular y cambios en los tejidos circundantes. Este desgaste conduce a dolor, rigidez y limitación de movimiento en las articulaciones afectadas.

Entre las causas más comunes de la artrosis, se encuentran las siguientes:

  • Envejecimiento
  • La predisposición genética
  • Lesiones previas en las articulaciones
  • Factores como la obesidad o la sobrecarga articular

Los síntomas de la artrosis pueden incluir dolor articular, rigidez matutina y crepitación al mover las articulaciones. El diagnóstico generalmente se realiza mediante la evaluación clínica y pruebas de imagen como radiografías o resonancias magnéticas.

¿Cómo se puede diagnosticar la artrosis?

El diagnóstico de la artrosis, implica una evaluación clínica minuciosa.

La cual tiene que ser realizada por un médico, así como el uso de radiografías para examinar el estado de las articulaciones afectadas. En ocasiones, también se pueden emplear pruebas complementarias, como resonancias magnéticas, para obtener una visión más detallada del cartílago y las estructuras articulares.

Los síntomas de la artrosis varían dependiendo de la ubicación en el cuerpo donde se presente. Generalmente, estos síntomas se caracterizan por la presencia constante de dolor. El dolor articulatorio tiende a intensificarse durante el movimiento de la zona afectada, ya que los huesos pueden rozar entre sí. Por lo tanto, es común que el dolor disminuya cuando una persona con artrosis permanece en reposo.

Conforme progresa la enfermedad reumática, como la artrosis, pueden aparecer deformaciones óseas que pueden resultar en un dolor más intenso en ciertas ocasiones. Estas deformaciones óseas pueden ser visibles a medida que la enfermedad avanza, contribuyendo así a la molestia experimentada por el paciente.

Impacto de la artrosis en el ámbito laboral

La artrosis puede tener un impacto significativo en la capacidad de una persona para realizar tareas laborales. Especialmente aquellas que requieren movimiento repetitivo o carga sobre las articulaciones. Las limitaciones físicas y funcionales causadas por la artrosis pueden afectar la productividad laboral y la calidad de vida del trabajador.

En ciertos casos, las actividades laborales pueden contribuir al empeoramiento de los síntomas de la enfermedad. Con lo cual, es importante evaluar adecuadamente el entorno laboral de cada individuo.

¿Cómo solicitar la incapacidad laboral por artrosis?

La solicitud de incapacidad permanente debido a artrosis requiere una evaluación médica exhaustiva que incluya pruebas diagnósticas y la recopilación de documentación médica relevante.

Es importante proporcionar toda la documentación necesaria para respaldar la solicitud y demostrar la dolencia, incluyendo informes médicos, pruebas de imagen y cualquier otro documento que demuestre la gravedad de la artrosis y su impacto en la capacidad laboral.

Contar con el apoyo de un abogado especializado en derecho laboral pueden aumentar las posibilidades de éxito en la solicitud de incapacidad permanente.

Existen dos aspectos fundamentales a considerar al evaluar la posibilidad de solicitar una incapacidad permanente debido a la artrosis:

1.     Umbral del dolor: El umbral del dolor representa el nivel de sensibilidad al dolor que cada individuo experimenta frente a una lesión o dolencia. Es un aspecto altamente subjetivo y variable entre personas. En el caso de la artrosis, el dolor suele manifestarse con y durante el movimiento de las articulaciones, aunque en algunos casos las personas pueden experimentar dolor constante incluso en reposo.

2.     Consecuencias específicas de la artrosis en el cuerpo: La artrosis puede ocasionar diversas complicaciones físicas, como desalineación articular y limitación de la movilidad. El diagnóstico preciso y la objetivación de estas consecuencias por parte de un médico especialista son fundamentales para que los expertos evalúen la viabilidad de solicitar una incapacidad permanente. Por ejemplo, una persona con artrosis avanzada en la cadera podría experimentar dificultades para caminar, lo que resultaría en cojera.

¿Cuánto tiempo se puede estar de baja por artrosis?

El período de baja laboral debido a la artrosis puede variar considerablemente de una persona a otra, dependiendo de la gravedad de la condición y de cómo responda cada individuo al tratamiento y la rehabilitación. Sin embargo, en términos generales, el tiempo medio de baja por este motivo suele oscilar entre unos pocos meses.

Estar de baja por artrosis

Según la normativa vigente, cuando el período de baja alcanza el año, es posible solicitar una prórroga que puede extenderse hasta los 18 meses. En casos excepcionales, y previa evaluación médica, esta prórroga puede extenderse hasta los 24 meses.

Estas son pautas generales y cada caso es individual, por lo tanto, debe ser evaluado de manera diferente, teniendo en cuenta factores como la gravedad de la artrosis, la respuesta al tratamiento, las limitaciones funcionales del individuo y la capacidad para realizar su trabajo de manera segura y efectiva.

¿Cuál es el nivel de incapacidad laboral que puede ser reconocido debido a la artrosis?

El nivel de incapacidad laboral puede variar, partiendo desde una incapacidad parcial, la cual aún puede permitir realizar algunas tareas laborales, hasta una gran invalidez que impide completamente desempeñar cualquier actividad laboral. Sin embargo, los grados más comunes reconocidos suelen ser la incapacidad total y la incapacidad absoluta.

Niveles de Discapacidad por Artrosis

Al igual que con la incapacidad permanente, la evaluación de la discapacidad por artrosis depende de la ubicación específica de la enfermedad en el cuerpo.

Discapacidad por Artrosis de Cadera

El grado de discapacidad por artrosis de cadera está definido en el capítulo 2 del RD 1971/1999: Sistema musculoesquelético.

Se determina analizando las limitaciones de movimiento de las extremidades inferiores causadas por la afección. Se combinan los porcentajes de diferentes rangos de movimiento para obtener la deficiencia de la extremidad inferior, según la Tabla 33. Si hay anquilosis óptima, se asigna una deficiencia máxima del 49% en la extremidad inferior. Sin embargo, si la anquilosis ocurre en tres posiciones o más, solo se suman las deficiencias de dos de ellas.

Discapacidad por Artrosis de Hombro

Para la discapacidad por artrosis de hombro, fijada en el punto 5 del capítulo 2 del RD 1971/1999. Una amputación en la articulación del hombro se evalúa con un 49% de discapacidad. Para establecer porcentajes menores, se consideran las limitaciones de movimiento.

Discapacidad por Artrosis de Codo o Muñeca

Se evalúan las limitaciones de movimiento de la extremidad superior debido a la artrosis en codo o muñeca, considerando la flexión-extensión y la pronación-supinación. La suma de estas limitaciones determina la deficiencia general que conduce al porcentaje de discapacidad.

Discapacidad por Artrosis de Tobillo o Rodilla

La evaluación se centra en la restricción de movimiento y, si existe, la anquilosis, utilizando las tablas 37 y 38 para tobillo, y 35 y 36 para rodilla. Estas tablas muestran los porcentajes de deficiencia que se utilizan para calcular la discapacidad.

Discapacidad por Artrosis de Manos o Pies

El RD no evalúa específicamente la artrosis de la mano (o pie) en su totalidad, sino los dedos, considerando la pérdida sensorial, movimiento y amputaciones. La tabla 42 del RD, «Deficiencias por artrosis», proporciona valores de deficiencia para los pies debido a la artrosis, incluso si la afectación principal está en otra región de la mitad inferior del cuerpo.

Discapacidad por artrosis de manos

 

Discapacidad por Artrosis de Columna

La evaluación se basa en la flexión, flexión lateral y rotación de la columna vertebral, según el capítulo 2 del RD 1971/1999.