Saltar al contenido

¿Cuál es la fecha límite del pago de la nómina?

Aspectos Importantes sobre el Pago de Nóminas y Cumplimiento Legal

Aspectos Importantes sobre el Pago de Nóminas y Cumplimiento Legal

 

La fecha límite de pago de nómina es un aspecto crucial en la gestión de recursos humanos de cualquier empresa y una preocupación para muchos trabajadores.

¿Hasta qué día puede una empresa pagar la nómina?

En ocasiones, las empresas se ven obligadas  a retrasar el pago de las nominas, lo cual, genera un mal estar en los trabajadores. Aunque en la mayoría de las ocasiones esta situación se soluciona pocos días después de acabar el mes, en otras tantas se extiende y se convierte en un verdadero problema.

El artículo 29 del Estatuto de los Trabajadores establece claramente que «la liquidación y el pago del salario se realizarán de manera puntual y documentada en la fecha y lugar acordados o de acuerdo con las prácticas habituales». Además, especifica que el período máximo para efectuar dicho desembolso salarial «no podrá exceder un mes».

Adicionalmente, este mismo artículo del Estatuto de los Trabajadores establece que el interés por el retraso en el pago del salario «ascenderá al 10% de la cantidad adeudada».

La Importancia de la Fecha Límite de Pago

La satisfacción de los empleados se ve directamente afectada por el cumplimiento de la fecha límite de pago de nómina. Para los trabajadores, el salario es una de sus principales preocupaciones, y saber cuándo y cuánto cobrarán es esencial para su tranquilidad financiera.

Preguntas como «¿Qué determina cuanto recibo en mi nomina?», «¿Cómo se registran las horas extras?» o «¿En qué fecha recibiré mi nomina?» son comunes entre los empleados. Por esta razón, es fundamental comunicar de manera clara y transparente estos aspectos a los trabajadores.

¿Existe una Fecha Límite de Pago de Nómina?

El plazo legal máximo para realizar el pago de nómina se encuentra establecido en el artículo 29 del Estatuto de los Trabajadores:

«La liquidación y el pago del salario se deben efectuar puntualmente en la fecha y lugar convenidos o según los usos y costumbres. El intervalo entre los pagos de retribuciones periódicas y regulares no puede superar un mes.»

Los puntos clave que se pueden extraer de este artículo son los siguientes:

  • La fecha de pago de los salarios se acuerda entre el empleador y los empleados o sus representantes.
  • Los salarios deben entregarse regularmente, con un intervalo que no exceda un mes.
  • La forma de pago debe mantenerse constante.
  • Los salarios deben estar detallados en un comprobante entregado al empleado, incluyendo el salario bruto, neto y otros ajustes, deducciones o complementos.

Aunque la transferencia bancaria es el método más común, otros métodos como los cheques también son válidos. ¿Hasta qué día se puede pagar la nómina? No existe una fecha tope establecida. En España, es común que el pago de salarios se realice entre los días 20 y 5 de cada mes, aunque estas fechas pueden variar de una empresa a otra, previo acuerdo con el trabajador.

Consecuencias de No Cumplir con la Fecha Límite de Pago de Nómina

El acceso oportuno a los ingresos es esencial para la estabilidad financiera de los empleados, y es por eso que el cumplimiento puntual de las fechas de pago de salarios es tan relevante. Aunque no existe una fecha límite específica que obligue a los empresarios a determinar cuándo y cómo pagar la nómina, como empleadores, debemos esforzarnos por garantizar que las nóminas se liquiden durante los primeros días del mes siguiente al período trabajado.

Entonces, ¿Qué opciones tienen los trabajadores si la empresa no cumple con la fecha límite de pago de nómina? A continuación, te lo explicamos:

Reclamación extrajudicial

El primer paso implica presentar un reclamo fuera del sistema judicial mediante una papeleta de conciliación laboral. Aunque no existe un formato estándar para este documento, debe incluir información de identificación y detalles de la reclamación. Esta papeleta se considera un medio amigable para buscar una solución, brindando a la parte deudora la oportunidad de pagar la deuda salarial sin recurrir a un litigio en la corte.

Existen tres resultados posibles para este proceso:

  1. Convenio: La empresa reconoce la deuda y llega a un acuerdo con la persona afectada sobre las fechas de pago.
  2. Sin Acuerdo: El empleado y la empresa no logran llegar a un acuerdo, generalmente debido a que la empresa no acepta la deuda.
  3. Ausencia de Respuesta de la Empresa: La empresa denunciada no responde, lo que prácticamente equivale a la falta de un acuerdo.

Si el resultado es la falta de acuerdo o la ausencia de respuesta de la empresa, el trabajador tiene derecho a reclamar la nómina adeudada mediante acciones judiciales.

Reclamación Judicial

Si el proceso no judicial no resulta en un acuerdo, es necesario presentar una demanda contra la empresa ante los tribunales. Esto es necesario para lograr la terminación del contrato laboral y/o el pago del salario pendiente por parte de la empresa.

En caso de que el empleador no pueda pagar los salarios adeudados, el tribunal puede tomar medidas como embargar los activos de la empresa. Otra opción es que el Fondo de Garantía Salarial (FOGASA) asuma la deuda. Este fondo puede pagar hasta el doble del salario mínimo interprofesional durante un máximo de 120 días.

Denuncia ante la Inspección de Trabajo

Otra alternativa es presentar una denuncia ante la inspección de trabajo. En este caso, la empresa o el empresario pueden ser sancionados por no pagar los salarios, pero el trabajador no recuperará los salarios pendientes.

Recurrir a la inspección de trabajo es una medida de presión que puede llevar a sanciones leves o graves, dependiendo de la gravedad y la repetición del retraso en el pago de nóminas.