Saltar al contenido

Jura de Cuentas regulacion 2024

La Jura de Cuentas, también conocida como procedimiento de cuenta jurada, se encuentra regulada en nuestra legislación en los artículos 34 y 35 de la Ley 1/2000 de Enjuiciamiento Civil, para el caso del procurador y abogado, respectivamente. Se trata de un procedimiento de reclamación de honorarios devengados por un procurador o abogado en un procedimiento judicial, dicho proceso puede verse iniciado en procedimientos laborales, civiles y penales, cuyos articulos han sido modificados mediante el Real Decreto-ley 6/2023, de 19 de diciembre.

¿Qué es la jura de cuentas?

La jura de cuentas cuenta con determinadas características que la diferencian de otros procedimientos de reclamación de cantidades y que han sido analizadas jurisprudencialmente, son según el Auto de la Audiencia Provincial de Málaga 336/2021, de 11 de junio (Roj.: 872/2021 Rec.: 1200/2020):

  1. Presunción de un proceso anterior
  2. Las partes activamente legitimadas son el abogado y el procurador que han intervenido en el proceso anterior
  3. El examen de presupuestos y requisitos, así como la legitimación del sujeto pasivo se realizará en base a ese proceso anterior
  4. La conclusión de jura de cuentas se realizará por auto
  5. Lo decidido por este trámite no tendrá efecto de cosa juzgada, así que será posible juicio posterior
  6. La competencia funcional será del órgano que conoció el proceso anterior
  7. La propia sistemática seguida por la regulación del procedimiento se sitúa entre las disposiciones relativas a la intervención de abogados y procuradores.

Con lo cual, no podrá instarse jura de cuentas en los casos en los que el abogado haya acudido en nombre del cliente o acompañándolo a actos extrajudiciales.

¿Cómo funciona la jura de cuentas? Requisitos Jura de Cuentas

Los requisitos para presentar la jura de cuentas son los siguientes:

  1. Presentación de minuta detallada
  2. Manifestación por parte del abogado y/o procurador que especifique que los honorarios le son debidos.

La legitimación la ostentan por la parte activa los abogados y/o procuradores o, en su defecto, los herederos y la parte pasiva la persona que contrató los servicios y no los abonó. Después de la solicitud ante el órgano jurisdiccional que conoció del asunto anterior o por el que se deben honorarios, el Letrado de la Administración de Justicia dará traslado al deudor para que, en el plazo de 10 días, o bien pague lo debido o lo impugne.

Como impugnar una jura de cuentas

Si el deudor impugna las cantidades debidas, podrá hacerlo por dos motivos: 1) Por cantidades indebidas o 2) Por cantidades excesivas bien sea por que estas son indebidas por excesivas.

Si la impugnación se realiza por cantidades indebidas, se dará traslado de esta al abogado por 3 días, y sin posibilidad de respuesta, el Letrado de la Administración de Justicia procederá a dictar decreto determinando la cantidad, otorgando 5 días para el pago.

Si la impugnación se realiza por cantidades excesivas, se dará también traslado para que en el plazo de 3 días acepte la reducción o no de cantidades. Si acepta la reducción, el Letrado de la Administración de Justicia dictará Decreto determinando la cantidad, con un plazo de 5 días para su pago. Si por el contrario el abogado no acepta la reducción, serán de aplicación los artículos 241 y ss. de la Ley de Enjuiciamiento Civil, sobre tasación de costas para finalizar con decreto del Letrado de la Administración de Justicia, con plazo de 5 días para su pago.

Si el deudor no formula oposición en los 10 días establecidos, se despachará ejecución por la cantidad a que ascienda la minuta aportada.

Novedades introducidas por el Real Decreto 6/2023

En cuanto a la jura de cuentas, el Real Decreto 6/2023 modifica el apartado 2 y añade un apartado 4 a los artículos 34 y 35, sobre honorarios de abogado y procurador, respectivamente. Así, cuando se reclamen honorarios contra una persona física, será necesario aportar el contrato existente con el cliente para que el Juez examine de oficio si contiene o no cláusulas abusivas en cuanto a la fijación del precio de los honorarios (articulos 34.4 y 35.4 LEC) .

¿Hay alguna ventaja en la jura de cuentas?

La principal ventaja que supone la utilización de la jura de cuentas frente a otros procesos de reclamación de cantidades es la celeridad que se le presupone. Además, el abogado podrá determinar si es más ventajoso presentar la jura de cuentas en el Juzgado que conoció en el proceso anterior o bien el que por turno correspondiera en caso de acudir al monitorio a un procedimiento declarativo.

¿Es necesaria la intervención de abogado y procurador para instar la jura de cuentas?

No, no es necesario según expresan los artículos 34 y 35 de la Ley de Enjuiciamiento Civil, contratar abogado o procurador para impugnar una jura de cuentas, o lo más habitual, pagar los honorarios que se deben al abogado o procurador.

Tarifas Abogados a porcentaje o cuota litis

La cuota litis hace referencia al acuerdo que puede establecerse entre un abogado y su cliente con el fin de fijar la retribución del abogado contratado por sus servicios, en un porcentaje sobre el valor que perciba dicho cliente. En este pacto no se incluirá el abono de cantidades a pagar por intervención de terceros (peritos, notarios…) salvo que así se haya pactado, ni el pago de costas procesales, es decir, el pago de abogado y procurador de la parte contraria.

Las ventajas que derivan del pacto de cuota litis, son, por ejemplo, que en el caso de que el cliente no consiga ninguna cantidad por su reclamación, entonces no deba pagar nada al abogado contratado. Además, en muchos casos se complemente el pago al abogado con una pequeña cantidad para cubrir los costes que éste pudiera tener. El riego que corre el cliente es mínimo, ya que solo deberá pagar el porcentaje sobre el valor económico obtenido en caso de que el procedimiento acabe de manera favorable para él. Además, el cliente no deberá desembolsar ninguna cantidad de dinero para iniciar el proceso, facilitando así el acceso a servicios jurídicos.

¿Qué plazo tengo para instar la jura de cuentas?

Aunque no venga estipulado por ningún precepto legal, la jurisprudencia del Tribunal Supremo declaró que el plazo de caducidad de la acción deberá interpretarse en conformidad por lo descrito en el artículo 327.1 de la Ley de Enjuiciamiento Civil. Así, el plazo de caducidad será de dos años si el pleito o procedimiento se encuentra en primera instancia, y de un año si está en segunda instancia o pendiente de recurso de casación o infracción procesal. Este plazo empieza a contar desde la ultima actualización de acciones entre las partes. Cabe destacar que, bajo estipulación legal, los herederos de abogados y procuradores podrán ejercitar la jura de cuentas del causante durante el mismo plazo.