Saltar al contenido

Todo lo que necesitas saber sobre la baja voluntaria en el ámbito laboral

¿Tengo derecho a finiquito si me voy voluntariamente de la empresa?

 

La baja voluntaria en el trabajo es un tipo de extinción de la relación laboral que se da por decisión unilateral del trabajador sin necesidad de que este justifique sus motivos. En este artículo, exploraremos en detalle qué implica la baja voluntaria, desde los derechos y obligaciones del trabajador hasta las implicaciones legales y consejos para gestionarla de manera efectiva.

¿Qué es la baja voluntaria?

La baja voluntaria, también conocida como renuncia voluntaria, se refiere al acto en el cual un empleado decide dejar su puesto de trabajo de manera voluntaria. Es importante destacar que cualquier trabajador tiene derecho a solicitarla sin necesidad de justificar sus motivos.

 

DERECHOS DE LOS TRABAJADORES EN UNA BAJA VOLUNTARIA

 

¿Tengo derecho a finiquito si me voy voluntariamente de la empresa?

 

Derecho a finiquito. Este debe incluir todas aquellas cantidades que adeuda la empresa al trabajador hasta la fecha, entre las que se encuentran:

  • El salario proporcional que te corresponde por los días trabajados desde la última nómina.
  • La parte proporcional de las pagas extras generadas, siempre que no hayan sido prorrateadas o devengadas.
  • Las vacaciones en el caso de que no las hayas disfrutado.
  • Las horas extras que no se hubieran abonado con anterioridad, en el caso de que las hubiera.
  • Otras cuantías pactadas previamente con el trabajador o según convenio como la cuantía del bonus.
  • No comunicar las causas que motivan la salida de la empresa: No es necesario que el trabajador tenga que dar ninguna explicación acerca de cuáles son los motivos que le han llevado a tomar esa decisión, simplemente debe comunicar obligatoriamente su decisión de cursar baja voluntaria, así como el día en el que será efectiva dicha baja.

 

DEBERES DE LOS TRABAJADORES EN UNA BAJA VOLUNTARIA

  • Comunicación previa a la empresa de la decisión de cursar baja voluntaria: Tal y como se regula en el artículo 49.1 del Estatuto de los Trabajadores al regular las causas de extinción del contrato de trabajo que en su apartado d) establece: “Por dimisión del trabajador, debiendo mediar el preaviso que señalen los convenios colectivos o la costumbre del lugar.

 

Los convenios colectivos son, por lo tanto, las fuentes en las que se establece el tiempo que ha de medias entre el aviso del trabajador al empresario de esta decisión, y el momento en el que se ha de hacer efectiva. Durante este tiempo, el trabajador tiene derecho a seguir en su puesto de trabajo percibiendo el sueldo correspondiente hasta que finalice este periodo.

 

Si en estos convenios, no se indica un plazo concreto, se recurrirá a la costumbre del lugar, en este caso, se entendería que el periodo de preaviso es de 15 días naturales.

 

¿Qué pasa si se preavisa con menos tiempo?  Si la comunicación se realiza con menos tiempo del establecido, el empleador tendrá derecho a una indemnización por la que se descontarán del finiquito tantos días de salario como días de preaviso haya incumplido, aunque para mayor precisión habrá que estar a lo dispuesto en el convenio colectivo aplicable. La única excepción en donde no será necesaria cumplir con el periodo de tiempo establecido para el preaviso es durante el periodo de prueba regulado en el artículo 14 del Estatuto de los Trabajadores. En este caso el trabajador puede rescindir la relación contractual en cualquier momento.

 

 

  • Forma de presentar la baja: Se puede hacer de forma oral y escrita. Sin embargo, se recomienda realizar la comunicación por escrito dejando constancia de habérsela entregado a la empresa, en la mayoría de los casos se presenta la carta de baja voluntaria por escrito, firmando la copia por duplicado, la empresa se queda con una de ellas y el trabajador con la otra.

 

 

DUDAS FRECUENTES

¿UN TRABAJADOR PUEDE RETRACTARSE DE LA BAJA VOLUNTARIA?

 

, un trabajador puede volver atrás una vez presenta su carta de baja voluntaria, siempre y cuando esta no se haya hecho efectiva porque todavía se este en el periodo de preaviso.

En consonancia con esta cuestión la jurisprudencia se ha manifestado en diversas ocasiones la posición actual esta recogida en la sentencia del Tribunal Supremo de 1 de julio de 2010: “como el contrato permanece vivo mientras la dimisión no se hace efectiva, momento en el que se extingue y su rehabilitación requiere la voluntad de las dos partes y no de una sola, cabe concluir que la retractación del trabajador producida antes de que llegue ese momento es válida y produce como efecto principal el de que el contrato no llegue a extinguirse

Según esta sentencia se considera que el preaviso es un anuncio previo sin efectos hasta el día señalado, por lo que la aceptación de la baja voluntaria será aceptada cuando esta decisión no se haya hecho efectiva.

Además, según la nueva doctrina si la empresa se niega a la retractación del trabajador, esta negativa se entenderá como un despido improcedente por parte de la empresa. Tal y como señala la sentencia del Tribunal Supremo del 17 de julio de 2022 los únicos casos en los que la empresa puede rechazar la retractación son aquellos en los que se produzca un perjuicio para el empresario o para un tercero, siempre y cuando medie la buena fe.

 

 

 ¿UN TRABAJADOR QUE CURSA BAJA VOLUNTARIA TIENE DERECHO A PARO?

Cuando un trabajador cursa baja voluntaria o dimite no tiene derecho a recibir ninguna indemnización por la extinción de la relación laboral, solo tiene derecho a recibir el finiquito.

Respecto al derecho a recibir la prestación de desempleo o paro, para cobrarlo es necesario que se dé una situación de desempleo, y tras una baja voluntaria el trabajador no se encuentra en situación legal de desempleo y, por tanto, NO tendrá derecho a paro, con independencia de los años cotizados. Esto está regulado de esta manera porque el legislador trata de evitar que se produzcan bajas voluntarias cuya finalidad sea cobrar del paro.

Sin embargo, no se pierden las cotizaciones generadas, estás se tendrán en cuenta en un futuro para el cálculo de una prestación por desempleo cuando se den las circunstancias que ocasionen una situación legal de desempleo. De forma resumida se da, cuando el trabajador pierde su empleo por causas que son ajenas a su voluntad.

 

¿Y SI CONSIGO UN ACUERDO CON LA EMPRESA PARA COBRAR EL PARO?

Si pactas o fuerzas un despido con la única finalidad de cobrar el paro estaríamos ante una práctica fraudulenta, es decir, sería fraude de ley y, consecuentemente, delito.

En caso de que se demuestre de que se haya pactado un despido esto tendrá graves consecuencias:

  • El SEPE conforme a la ley vigente puede reclamar el reintegro de las prestaciones indebidas.
  • Si se lleva por la vía penal. Quienes hayan realizado esta práctica pueden ser multados, a la cuantía de dicha multa dependerá de la cantidad que haya sido defraudada. A su vez, según regula el artículo 307 del Código Penal se puede imponer como pena a los responsables la pérdida de la posibilidad de obtener subvenciones o ayudas públicas, así como el derecho a gozar de beneficios o incentivos fiscales.
  • El trabajador puede verse excluido del derecho a recibir cualquier prestación económica durante un periodo de tiempo.