Abogados Penitenciario Madrid | Tu Libertad es nuestra victoria
20121
post-template-default,single,single-post,postid-20121,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-16.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive
 

Abogados Penitenciario Madrid

Abogados Penitenciario Madrid

Abogados Penitenciario Madrid

 

Ingreso en prisión de una persona

Tras un proceso penal que finaliza con condena ya firme, la pena a imponer puede ser la privación de libertad de la persona. Llega uno de los momentos más duros de la vida de una persona, como es la privación de libertad.

 

Los derechos del preso

Los presos o penados ya internados en alguna de las diferentes prisiones del territorio español que hayan ingresado en prisión tienen, entre otros, los siguientes derechos:

  • A que la Administración Penitenciaria vele por su vida, su integridad y su salud.
  • A que se preserve su intimidad y su dignidad.
  • Derecho a ser llamado por su propio nombre y a que su situación sea reservada frente a terceros, así como a recibir el tratamiento penitenciario adecuado.
  • Ejercer sus derechos civiles, políticos, sociales, económicos y culturales, si no son incompatibles con la causa que ha motivado su estancia en prisión.
  • Disfrutar de las ayudas públicas que pudieran corresponderle.
  • Relacionarse con el exterior en las condiciones establecidas.
  • Participar en las actividades del Centro.
  • Disfrutar de los beneficios penitenciarios que en su caso pudieran corresponderle.
  • Recibir información personal y actualizada de su situación procesal y penitenciaria.
  • Formular peticiones y quejas ante las autoridades competentes.
  • Realizar un trabajo remunerado dentro de las posibilidades de la Administración.

 

Normas que regulan la estancia en prisión de una persona

La principal fuente del Derecho penitenciario es la LO 1/1979, de 26 de diciembre, General Penitenciaria (LOGP). Hasta su aprobación, la legislación penitenciaria española se caracterizó por su dispersión. La pena privativa de libertad por antonomasia, la pena de prisión, consiste en la reclusión del condenado en un establecimiento penal en el que permanece privado, en mayor o menor medida, de su libertad y sometido a un específico régimen de vida.

 

Clasificación del preso 

El sistema o clasificación en grados supone una profunda modificación del sistema progresivo clásico y se caracteriza por gran flexibilidad, ya que permite la clasificación inicial del penado en cualquier grado, salvo el de libertad condicional y la progresión o regresión individual según la evolución del interno o interna durante el tiempo de condena. Esta clasificación en grados permite la individualización de su tratamiento y la asignación del régimen penitenciario más adecuado a dicho tratamiento.

 

Grados de clasificación penitenciaria

  • Primer Grado: corresponde a un régimen en el que las medidas de control y seguridad son más restrictivas (régimen cerrado). Se realiza a propuesta de la Junta de Tratamiento, que requiere de los informes razonados del Jefe de Servicio y del Equipo Técnico, y habrá de ser motivada. El acuerdo por el Centro Directivo, se pone en conocimiento del Juez de vigilancia penitenciaria y el interno o interna tendrá derecho a recurrir dicho acuerdo.
  • Segundo Grado: Corresponde a un régimen ordinario.
  • Tercer Grado: Corresponde con el régimen abierto, en cualquiera de sus modalidades.
  • Cuarto Grado: Libertad Condicional

 

 

Derecho de progresión penitenciaria

El interno o interna tiene derecho a ser progresado de grado si “por la evolución de su tratamiento” se hace merecedor de tal progresión. Consecuentemente, el régimen, inseparablemente unido al grado, será también un derecho, y no puede aplicarse nunca al penado un régimen menos favorable o restrictivo de derechos penitenciarios.

 

Progresión del grado penitenciario 

La progresión en el grado de clasificación dependerá de la modificación positiva de aquellos factores directamente relacionados con la actividad delictiva, lo cual se manifiesta en la conducta global del interno y debe conllevar un incremento de la confianza depositada en el mismo, que permite la atribución de responsabilidades más importantes que impliquen un mayor margen de libertad.

 

Regresión de grado

La regresión de grado procederá cuando se aprecie en el interno, en relación al tratamiento, una evolución negativa en el pronóstico de integración social y en la personalidad o conducta del interno o interna.

 

ABOGADOS PENITENCIARIO MADRID

No dude en contactarnos

☎ 912141050 ☎

Logo reclamator layer

 

 

No Comments

Post A Comment